Inicio / Bebidas Basque Wine / Sidra Natural

Sidra Natural

[saɣardoa]


La sidra natural Euskal Sagardoa se origina del corazón de los caseríos de antaño, del lagar –o tolare en euskara–, manteniendo durante décadas unas características históricas y toda una peculiar cultura a su alrededor, que la hacen especial. Y es que la sidra, entiende también de socializar y compartir.

Datos 2020

48 sidrerías / bodegas
474 hectáreas de manzanos
1200000 litros anuales
2000000 kilos de manzanas
250 productores de manzanas

Equilibrio entre el ácido,
el amargor y el dulce de la manzana

Zonas

Pese a que el cultivo de manzanos se extiende a todo el territorio norte de Euskadi, el mayor número de sidrerías o bodegas se concentra en los alrededores de San Sebastián, en las localidades de Hernani y Astigarraga, siendo este último el municipio con más sidrerías por kilómetro cuadrado y habitante de Europa.

Clima

La variedad climatológica de la geografía vasca favorece la diversidad de tipos de manzana. El clima mesotérmico de la vertiente atlántica se caracteriza por moderadas temperaturas, humedad y mucha lluvia –entre 1.200 y 2.000mm de precipitación media anual–. La zona media se determina por ser un espacio de transición entre los climas subatlántico y submediterráneo, con temperaturas algo más cálidas y lluvias moderadas. La radiación solar moderada en periodo estival es clave para conservar las cualidades de la manzana.

Suelo

El cultivo de manzanos generalmente se realiza en suelos de naturaleza ligeramente ácida, con elevados contenidos en materia orgánica. Las equilibradas y específicas composiciones de los elementos minerales, hacen diferenciarse a las tierras de Euskadi.

Varietales de manzana

Existen más de cien variedades de manzanas autóctonas para sidra en el País Vasco, siendo 24 las más utilizadas y recomendadas. Las sidras con Denominación de Origen Euskal Sagardoa - Sidra Natural del País Vasco deben estar elaboradas 100% con manzana vasca.

  • Donostialdea-Oarsoaldea-Bidasoa
    arrow

    Tierra de sidra por antonomasia, con Astigarraga y Hernani como grandes capitales de la sidra, donde existen numerosas sidrerías a pocos metros de distancia. Su área de influencia también se extiende a localidades como Urnieta, Andoain, Zubieta o Usurbil.

    Tolosaldea
    arrow

    Comarca rural del interior de Gipuzkoa, con sidrerías situadas mayormente en pequeños municipios, como Aduna, Asteasu, Lizartza o Ikaztegieta, y su centro neurálgico, Tolosa, referente gastronómico por su mercado, sus asadores y pastelerías.

    Goierri
    arrow

    Territorio montañoso de interior que, al igual que Tolosaldea, el mayor número de sidrerías se sitúan en pueblos rurales como Zerain, Ataun, Alzaga, Legorreta u Olaberria. También en Ordizia, cuyo mercado es motor del sector gastronómico de la comarca.

    Álava
    arrow

    El territorio de Álava cuenta con dos sidrerías, situadas en Aramaio, municipio limítrofe con Gipuzkoa, y Kuartango, entre los Parques Naturales de Gorbea y Valderejo.

    Bizkaia
    arrow

    Amorebieta, Gizaburuaga, Markina-Xemein y Gatika emplazan las sidrerías de Bizkaia, aunque las manzanas utilizadas para elaborar dicha sidra provienen también de municipios aledaños: Ispaster, Mendexa, Aulesti...

EUSKAL SAGARDOA

Sidra natural de manzana 100% vasca

La sidra amparada con el sello de la Denominación de Origen Euskal Sagardoa - Sidra Natural del País Vasco es el resultado de la mezcla de variedades de manzanas autóctonas.

Al ser sidra natural, no se filtra y no se le adiciona CO2, agua, ni azúcar; y tiene una graduación alcohólica baja, entre 5-6 % de alcohol.

Siguiendo técnicas tradicionales que se han transmitido generación tras generación, es cada sidrería la que aporta sus matices a la mezcla, en busca de una armonía entre la acidez y la amargura de cada tipo de manzana, el aroma, la estructura y la complejidad.

Los avances tecnológicos también han aportado sofisticación a la sidra. Cada combinación es analizada y certificada en el Laboratorio Fraisoro, donde se realizan los controles analíticos y organolépticos, y solo aquellas que los aprueban obtienen el distintivo de la Denominación de Origen Euskal Sagardoa, identificada con la cápsula roja.

También existen las sidras premium, que con cápsulas doradas, identifican las sidras que han obtenido una nota muy alta en el Comité de Cata.

La sidra vasca adquiere habitualmente un color que va del amarillo pálido al pajizo. Con un punto de carbónico natural en boca, su acidez es fresca y agradable, y según el estilo de la sidrería elaboradora, presenta tonos más o menos amargos y tánicos. en nariz desprende aromas a la materia prima y la fresa.

Se recomienda consumirla a 10-12ºC de temperatura y en copa, y a poder ser sin ser escanciada.



¿Quiéres saber más sobre la Sidra Natural?

Visita página de la D.O.